Image default
Bitcoin (BTC) criptomonedas En Consenso España Podcasts

Lunaticoin: Bitcoin es muy elegante, es como llevar un esmoquin



El podcast de Lunaticoin es una referencia para el mundo hispanohablante. Su anfitrión, español él, nos lleva por lo que ha dado en llamar «La madriguera del conejo», equiparando el viaje de descubrimiento de Bitcoin y su entorno, al relato onírico y de autodescubrimiento de «Alicia en el país de las maravillas». Y no es desacertado el símil, las criptomonedas, desde el nacimiento de la moneda madre, han sido fuente inagotable de razones para replantearnos la estructura económica, social y geográfica actual y persigue algo tan escurridizo como esperanzador: El poder para la gente que se atreve a adentrarse, autonomía económica y soberanía en un mundo regido por los intereses de instituciones que parecen haber crecido para controlar y subyugar. El ideal cypherpunk al alcance de la mano.

Para tener más episodios o acceso temprano, antes de la publicación regular, suscríbete en Apple Podcast, Anchor, Breaker, Google Podcasts, iHeartRadio, Overcast, Pocket Casts, RadioPublic, Spotify, Stitcher, ivoox o RSS.

Contenido

  • Sobre la «Madriguera del conejo».
  • Los inicios de Lunaticoin en Bitcoin.
  • ¿Por qué no escala más rápido?
  • Una blockchain para arreglarlo todo.
  • Distintos aspectos de Bitcoin.
  • Bitcoin y luego las demás monedas.
  • Xavier Serret Avila, un hispano en el White Paper.
  • Ahorrar en oro.
  • Hal Finney y sus cosas.
  • Criptoentorno en España.
  • Tips de privacidad.
  • Criptomonedas respaldadas por bancos centrales como peligro.

Notas del episodio

Un adelanto de lo que encontrarás en este episodio:

Elena: A ver, cuéntame ¿cómo fue ese evento de caer por la madriguera del conejo? ¿cómo conociste Bitcoin?

Lunaticoin: Son momentos distintos. Conocer Bitcoin, lo conocí por la prensa, supongo, la verdad no recuerdo bien, aunque si que tengo claro que fue en 2013, y ese momento tengo claro que fue en 2013 porque he encontrado conversaciones buscando por curiosidad en mi email. Yo siempre digo que donde no llega mi cabeza, llega mi email, que es como mi backup cerebral, y entonces muchas veces tengo que buscar muchas cosas allá, y buscando Bitcoin tengo conversaciones del 2013 en donde yo me reía de la locura de volatilidad que tenían los bitcoins. Desconocía nada más, pero ese fue un poco mi primer contacto, y como muchos, lo miras con escepticismo, te parece dinero de internet, dinero de broma y ahí se quedó.

Entonces ¿cuándo fue la caída? Pues, la caída fue muy violenta y fue en 2017, fue hacia primavera cuando, no sé por qué razón, empecé a leerlo en alguno de esos blogs que suelo leer cada mañana cuando me levanto, y ahí me picó el gusanillo. Dije “hey, vamos a leer un poco más sobre esto” y en ese momento decidí animarme y compré nada, para mí era muy poco, compré 50 euros en bitcoin, y ese fue como mi primer contacto con Bitcoin. Desde ese momento en adelante, fue una caída muy violenta a la madriguera porque empecé a no dormir, o a dormir lo mínimo, me pasaba las noches leyendo y en eso me llegó el verano y tuve la suerte de tener un tiempecito largo ese verano para mí, y recuerdo no salir ni de la cama.

O sea, me levantaba, me tomaba un desayuno, me volvía a la cama con más libros, seguía leyendo y leyendo y en ese momento, si que es verdad que tocaba un poco todo. No me quedaba exclusivamente con Bitcoin, necesitaba aprender y no entendía lo que estaba haciendo y para mí las criptomonedas y Bitcoin era un poco todo lo mismo, no eran cosas distintas, y era salvaje. Dentro de mi cabeza era salvaje, porque no recuerdo que haya habido nada por lo que haya tenido tanta necesidad de estudiar sin que me estuvieran forzando, o sea que no fuera la escuela, ni que me estuvieran pagando por ello. O sea, era una necesidad imperiosa, como si me fuera la vida en ello.

Y recuerdo aquellos momentos, de los que sigo teniendo episodios al día de hoy. Y yo creo que eso es lo que más me sigue gustando de mi relación especial con Bitcoin, que a veces me da por una semana o dos, donde vuelvo a sentir esa vorágine de vértigo porque he descubierto algo, porque he descubierto una nueva madriguera. Pero, esos momentos iniciales fueron como tres meses, diría, o incluso un poco más de verdadero vértigo. Yo creo que si me hubieran hecho un análisis de sangre antes de la caída y después, seguro que todos mis parámetros corporales debían estar alterados.

Elena: (ríe) Suena a una aventura absolutamente fantástica. Me recuerda al cuento que echa Antonopoulos de la misma experiencia. Si, Bitcoin tiene eso. La gente lo odia o lo ama, y no hay términos medios.

Lunaticoin: Quizás lo ignoran o lo aman, diría yo. Bueno, luego hay a lo Peter Schiff y cosas así que lo odian, pero yo creo que es un gran ignorado.

Elena: Sí. Yo creo que tiene algo de ignorancia, pero también intereses personales, o no sé. Yo tengo la sensación de que cuando lo odian es porque se sienten amenazados de alguna manera.

Lunaticoin. Sin duda alguna.

Elena: Hay algo allí, como una agenda oculta por detrás.

José: Una agenda propia, más bien. Hay gente que sencillamente se ha dedicado a ser casi que no coiner, pero casi odiando, que se han hecho hasta un nombre. “Un Bitcoin Escéptico”, el eufemismo que más he leído de esas personas que se han dedicado más bien a echar tierra.

Elena: Sí, bueno, quién sabe qué es lo que habrá detrás. Desde tus inicios, el podcast que tu diriges ya lleva año y pico, ¿un poco más? ¿un año y medio?

Lunaticoin: Sí, un año y medio creo.

Elena: ¿Sí? Esa madriguera de conejo ha crecido, por lo que veo, exponencialmente. Tienes una página que hace difusión y educación, tienes un grupo de Telegram en la que hay muchísima actividad. Imposible seguirle el paso a ese canal de Telegram, en donde se hacen discusiones de muy buen nivel y donde se comparten recursos. Tienes tu canal de Twitter, donde también se forman discusiones muy interesantes, tienes la web del propio Podcast en donde también hay alguna que otra cosita. La cosa creció ¿no? ¿tienes una vida además de Bitcoin?

Lunaticoin: Si. Eso a veces me lo han preguntado, y aparte de Bitcoin hago más cosas. De hecho, es uno de los motivos por el que mantengo mi anonimato, porque quería mantener mi vida no coiner separada de la coiner, vamos a llamarle así. Y este fue uno de los motivos por el que mantuve el anonimato, y lo sigo manteniendo. Y ahora también lo mantengo porque, siendo sincero, es muy cómodo. Por temas que cada vez escucho más, de seguridad. O sea, el hecho de estar en Bitcoin está muy bien ahora con el nivel de precio que hay, pero en un futuro si aumenta mucho… bueno, no está mal. Este anonimato es un valor añadido. Pero si, a veces trabajo. Yo soy empresario, tengo mi propia empresa y a veces le dedico las horas que haga falta a mi vida no coiner. Mínimo son unas 8 o 10 horas al día, y luego empieza mi vida bitcoiner.

Elena: Suena a que duermes poco.

José: Totalmente.

Lunaticoin: Bueno, duermo. Duermo mis horas, seis o siete horas cada día, siempre. Lo que sí, quizás últimamente me lo estoy intentando tomar con más calma todo, porque si que he vivido dos años donde era como un robot, al estilo desactivo empresa y activo Bitcoin, y no tenía problema en acumular horas delante del ordenador como si no hubiera nada más.

Para tener más episodios o acceso temprano, antes de la publicación regular, suscríbete en Apple Podcast, Anchor, Breaker, Google Podcasts, iHeartRadio, Overcast, Pocket Casts, RadioPublic, Spotify, Stitcher, ivoox o RSS.



Source link

Related posts

Haz trading en la criptobolsa BTCNEXT con KRWQ y USDQ y obtén un servicio profesional | CriptoNoticias

thenoticiasbitcoin

Regulador español de valores agrega 23 exchanges de criptomonedas y divisas a la lista de advertencias

thenoticiasbitcoin

2020 ha sido el año más desafiante para la minería de Bitcoin

thenoticiasbitcoin